Berasategui

Suspiré ante las escaleras que subían hacia la puerta de entrada de Berasategui. Estaba nervioso. En parte por lo que estaba por venir pero también influían los cuatro cafés que me había enchufado durante la tarde en Lasarte. ¿Qué hago yo aquí? La respuesta la obtuve bien pronto, me la dio un jovencísimo maître, Felipe … Continuar leyendo Berasategui